jueves, 19 de abril de 2012

Gunman Clive... Vaya sorpresa

4:03 p. m. By Codef , , , 2 comments



Que grata sorpresa me he llevado tras probar este juego. Y la verdad que me ha tenido unas dos horas y media enganchado hasta que me lo he terminado por completo. Sin duda se nota el amor de los desarrolladores por los 16 bits. El primer juego que me ha venido a la mente a sido el "Sunset Riders" que tantos buenos momentos me hizo pasar en mi Mega Drive, pero el juego va un paso mas allá, incluso en algunos instantes me ha recordado un poco a la jugabilidad de los grandes años de Shiny con Dave Perry a la cabeza. En fin, entremos en materia.

"Gunman Clive" es un juego de plataformas con tintes de acción que nos traslada al lejano Oeste (sobre el 1800 más o menos). El título da comienzo tras el rapto de la hija del Mayor Johnsons por unos forajidos, y deberemos darle rescate a lo largo de 20 extensos niveles que nos llevaran por minas, trenes en marcha o incluso el espacio (cual "Cowboys contra Aliens). Para ello contaremos con tan solo dos botones, uno de salto y otro de disparo, siendo jugablemente una delicia. El pad virtual es configurable en cuanto a tamaño, y el resto de botones responden genial, si alguna vez caemos al vacío será por nuestra culpa no por que la pantalla de nuestro dispositivo no responda. Nuestro pequeño revolver podrá variar a lo largo de nuestro periplo, siendo posible recoger bazokaas, láseres que traspasan las paredes, bolas de plasma (que nos recuerdan muy mucho a las bolas de fuego de Mario), balas dirigibles o triples-disparos. En el momento que impacta con nosotros cualquier elemento no deseado perderemos nuestra súper arma, momento en el que cada impacto cuenta para bajar nuestra barra de vida hasta llegar a cero y morir. Se percibe aquí esa nostalgia a lo antiguo, ya que cada vez que nos matan tenemos que recomenzar el nivel, causando una mecánica de práctica/error muy divertida y adictiva. Además, el juego tiene la capacidad de sorprendernos como factor añadido, ya que cuando piensas que va a mantener cierta mecánica hasta el final añaden una formula nueva, bien sea en forma de manejar una vagoneta a lo Indy en el Templo Maldito, llenando la pantalla de flechas que cambian la dirección de nuestro personaje llegando a ponernos literalmente patas arriba, quitando la gravedad en el espacio o incluso ir a propulsión tras un cohete. Por último, el juego no se olvida de los final bosses, que sin ser abundante nos dejan un muy buen sabor de boca... Sobre todo el de la locomotora que muestra una gran originalidad (aunque cada uno tienes matices agradables y divertidos).



Visualmente el juego es una maravilla. Tenemos un motor gráfico en 3D al que le han metido un efecto muy similar al Cell Shading que nos traslada directamente a la mano de un artista. Todo parece dibujado a mano, como con carboncillo o sepia, incluso en el menú de opciones podemos acentuar dicho efecto en 3 niveles, un puntazo. Al principio de ver las capturas de pantalla me llamo la atención, pero no basta para ver que realmente es una pasada. En movimiento gana muchísimo, se aprecia una barbaridad que tras un desarrollo de scroll lateral tenemos un motor tridimensional, trabajado y sólido que no sufre ralentización alguna.

Sin duda es el aspecto sonoro el único que logra malograr un poco el resultado final. Y no lo entiendo realmente ya que las melodías son una pasada, pegadizadas, divertidas, acordes con cada uno de los niveles o con los jefes finales o los que nos enfrentamos (además tenemos un buen número de ellos). Sin embargo, los efectos de sonido son pésimos... Incomprensible. Tenemos uno para el disparo que apenas se modifica ante las distintas armas, el mismo para los disparos enemigos, otro más para los impactos, o alguno sonido extra que pueden hacer los final bosses. Resultado: ausencia de ambientación total. No hay una atmósfera acorde com el resto de elementos extraordinarios, no parece que estemos dentro de un cueva, dentro de una cantina, o en un ferrocarril que nos transporta a una velocidad de vértigo. Una pena.

En definitiva, y pese a mi cero patatero en cuanto a los efectos sonoros, "Gunman Clive" es una pasada. Divertido, adictivo, jugable y sorprendente. Recupera la esencia de Earthworm Jim, Mario, Metroid, Sunset Riders... Me ha recordado a muchos títulos de los 16 bits, y eso te toca la fibra. Los niveles tienen una duración correcta, una dificultad endiablada en algunos pasajes y un carisma propio que se agradece. Quizás puede pecar de una duración justa y una regugabilidad nula, pero aun así y con un precio tan competitivo se convierte en un plataformas muy recomendable. Como apunte final comentar que no entiendo porque en la App Store y alguna otra página que en teoría lo han analizado nos dice que tiene 16 niveles cuando en realidad son 20. Curioso.

Nota final: 8

Descargar App Store





2 comentarios:

  1. Comento solo para animarte a seguir con este proyecto. Cada vez son más las desarrolladoras que se animan a crear juegos compatibles con la manzana y seguro que vas a tener mucho trabajo por delante.

    A darle caña, ya tienes otro lector.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Javier. En vista de que estamos captando más lectores gracias a la inyección de Applesfera intentaremos actualizar con más frecuencia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¿Quieres un trailer para tus juegos?