sábado, 25 de enero de 2014

Tomb Raider, análisis...


A poco que sean veteranos en esto de los videojuegos recordarán a una heroína de generosas formas creada por el estudio británico Core Design bajo el manto de Eidos Interactive llamado "Tomb Raider". Mucho ha llovido desde entonces, pero es innegable que el impacto que tuvo la señorita Croft sobre el mundo en general fue muy marcado. Jugadores de PSX, Saturn y PC disfrutaron de una aventura con acertijos muy elaborados, un apartado técnico sublime para la época y un control bastante duro y exigente.

Voy a detenerme un momento en este último punto, el control, basado en la inercia y en el cálculo para poder medir con precisión las acciones de nuestra querida Lara y que ocasionó más de una muerte estúpida hasta que conseguimos domarlo con nuestros pads o teclados como buenamente pudimos. Sí, hablo en plural, porque sé que a ustedes les ocurrió lo mismo que a mi, "Tomb Raider" es un gran juego, pero "Tomb Raider" tiene un control durísimo. Y en estas que a la actual propietaria de los derechos de esta golosa franquicia (más tras su competente puesta al día en PS3, XBOX 360 y PC), Square-Enix, decidió lanzar el primer "Tomb Raider", el original con un par de niveles añadidos en 1998, en dispositivos Apple, por sorpresa, a precio reducido. La pregunta que nos vino a la mente a todos los que comentábamos la noticia era ¿cómo se manejará? Ya les adelanto, aunque luego profundizaré, que si no se cuenta con un pad externo (con los cuales es compatible) rematadamente mal.

Cuando el juego arranca en nuestro iPhone/iPad nos encontramos con exactamente lo mismo que vimos en PSX, Saturn o PC, una Lara Croft contratada por una empresaria llamada Natla para la localizar el Scion, un artefacto atlante de enorme poder. Para ello deberá viajar desde Perú hasta la Atlántida, descifrar acertijos enrevesados y sobrevivir ante una cantidad ingente de enemigos y trampas. Nada ha cambiado, es como si el iPhone o iPad fuera una cápsula del tiempo para el título que rompió moldes.


Técnicamente se le ha dado un ligero lavado de cara gráfico. Pese a utilizar los mismos modelados se aprecia un aumento en la definición y un filtrado para pulir los bordes poligonales de los personajes. Pese a ello seguiremos viendo los bordes de las uniones de las extremidades de los enemigos más básicos y movimientos ampliamente superados por juegos de su misma generación, incluso de su misma serie. Si bien puede ser del agrado de los más puristas, también queda la sensación que desde Square-Enix se podría haber hecho un poco más. En cuanto al apartado sonoro seguiremos disfrutando de las mismas melodías que ya se han convertido en clásicas, sin añadir ni restar ni una nota.

Ya pasamos al apartado que más dudas creaba: el control, y por desgracia no ha sido ninguna sorpresa, ha sido adaptado de una forma nefasta. El movimiento de Lara es casi imposible de controlar con la cruceta virtual que se nos plantea en pantalla, es más, conseguir un giro en carrera es una tarea titánica, pues el pad táctil no tiene mucha facilidad para detectar las posiciones diagonales. Además, en la parte derecha de la pantalla están dispuestos todo el resto de acciones disponibles para nuestra heroína, tapando, y no exagero, casi un tercio de la visión de la acción. Llegado un momento de plataformas intensas morir es casi una obligación, ya sea por la complicación de pasar de un botón táctil a otro en un entorno tan reducido, ya sea por la dificultad de realizar giros rápidos con Lara, o, y esto es lo más doloroso, ya sea porque no vemos lo que ocurre en pantalla debido a la horrenda disposición de controles.


Afortunadamente es un título compatible con gamepads, y entonces ya nos devuelve esa añeja sensación de control duro, pero no imposible de dominar, y podemos volver a 1996, cuando cara a nuestra televisión o monitor sufrimos, pero dominamos el exigente título de Core Design.

Square-Enix ha querido sacar tajada con poco trabajo, trasladando a dispositivos táctiles un juego con un control exigente y que precisaba de mucho ingenio y estudio para ser adaptado. Sin embargo se ha apostado por lo sencillo, creando un título que roza la frontera de lo injugable en ocasiones, si no cruzándola, y quitando brillo a todos los aciertos del original.

Calificación: 4



Esta App se ha desarrollado tanto para iPhone como para iPad
  • Publicado: 17/12/2013
  • Versión: 1.0.0
  • Tamaño: 294 MB
  • Idiomas: Alemán, Francés, Inglés
  • Desarrollador: SQUARE ENIX Ltd
  • Poco frecuente/ocasional Violencia realista
  • Poco frecuente/ocasional Violencia en dibujos animados o en imágenes fantásticas
  • Poco frecuente/ocasional Juego o simulación de juego
  • Poco frecuente/ocasional Temas de horror/miedo
Compatibilidad: Requiere iOS 7.0 o posterior. Compatible con iPhone, iPad y iPod touch. Esta app está optimizada para iPhone 5.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres un trailer para tus juegos?