miércoles, 3 de septiembre de 2014

Crazy Taxi: City Rush, análisis...


"Crazy Taxi: City Rush" es el nuevo título de SEGA que llega a la App Store para intentar cubrir un género quizás demasiado poblado y que nos ha pillado a todos un poco por sorpresa. Lejos de intentar traer una secuela propia del clásico juego de conducción, el desarrollo que corre a cargo de Hardlight Studio intenta mezclar el típico endless game con la conducción y la velocidad propia de un juego de carreras, dando como fruto un título atípico y que no ha caído en gracia entre los fans acérrimos del clásico de la recreativa.

Nuestro objetivo durante la partida es recorrer la ciudad a toda pastilla para llevar a todos nuestros clientes a tiempo ¡cuanto más temerario seas, mejores serán las recompensas! Derrapes, giros imposibles, saltos y todo tipo de locuras serán necesarias para ganar dinero extra en forma de propina. El modo principal tiene una pequeña historia que podemos seguir, aunque tampoco es nada del otro mundo, simplemente sirve de nexo entre el punto de encuentro y el destino de un pasajero. En ocasiones van disfrazados, en otras son jugadores de fútbol o incluso atracadores de un banco (situaciones disparatadas con historias aún más increíbles con la intención de esbozar una sonrisa en nuestra cara). Dentro del coche, el acelerador funciona de forma automática, de modo que nosotros nos limitamos a mover el carril de marcha del vehículo, el giro por las calles paralelas o el cambio de sentido (también tenemos un botón de nitro para hacer un poco el cabra). Todo se realiza con pequeños deslizamientos por la pantalla que tenemos que controlar poco a poco, ya que para conseguir un combo espectacular no tendremos que chocar contra ningún vehículo, pero si estar al borde del abismo. Resumiendo, seria como jugar a "Temple Run", pero con un coche rapidísimo y unos escenarios bastante más llamativos.


La idea en principio suena bastante mal. Nosotros mismos, durante los primeros cinco minutos teníamos sensación de estar siendo estafados por el nuevo juego de SEGA. Sin embargo, cuando cambias el chip y te das cuenta que te están vendiendo una experiencia de juego diferente empiezas a valorar el título de otra forma. La jugabilidad es buena, divertida y exigente. En poco tiempo te das cuenta que hace falta un poco más de habilidad para pasar las pruebas. Incluso será necesario ir mejorando el vehículo para conseguir escalar posiciones en el ranking... Nuestra carrocería, los neumáticos, el motor y el turbo, serán los atributos que podremos aumentar paulatinamente. Comprar las mejoras es sencillo y con poco interés que muestres durante las partidas comprobaras por ti mismo que no es necesario pasar por caja. Todas las recompensas jugables se pueden obtener sin problemas, lo cuál es un punto muy a su favor. Serán los detalles visuales y que no afectan a nuestra pericia al volante dónde podemos dejar nuestra cartera (muchos taxis o detalles se compran con una cantidad de gemas muy alta). Para colmo, el juego no requiere de conexión permanente a Internet, acción poco habitual en juegos del estilo y que se agradece enormemente.

Visto así todo suena a las mil maravillas como para ser gratuito. Así que... ¿dónde esta el limón? Irremediablemente, en el número de carreras que podemos realizar. Tenemos un marcador que se va reduciendo tras cada misión realizada. Si estamos conectados a la red es fácil conseguir alguna partidas extras, pero llegará un momento en el que tendremos que esperar algunos minutos o pagar por alguna carrera más. Tenemos algunas carreras especiales que solamente podemos jugar una vez al día y otras como la posibilidad de manejar un tanque que se desbloquean solo cada cierto tiempo o pasando por caja. Las partidas suelen tener una duración ajustada, si bien con el depósito lleno puedes jugar cerca de 20 minutos sin problemas.

Desde el punto de vista técnico el juego es muy similar al clásico original, siendo capaz de moverse con gran suavidad por la pantalla pese a su desarrollo sumamanete frenético. Su estilo se ha renovado sensiblemente, empleando algunas texturas más planas y ortorgando un aspecto más casual a todo lo que nos rodea. La presencia del temido popping, habitual en otros títulos de la saga, sigue acusandose bastante en algunos compases, si bien no es nada molesto en terminos jugables. Cada uno de los tres mapas es diferente y tiene elementos propios y referencias características como rascacielos, playas o barrios chinos, aunque no deja de ser algo cutre que el comportamiento de los vehículos nos llegue scriptado y no sea aleatorio. En lo que respecta a la posibilidad de añadir elementos a nuestros taxis tenemos un mogollón de elementos diferentes, desde pegatinas y ruedas de todos los colores, a piezas que adornan nuestra chapa como dragones, tiburones, tartas de boda, equipos de música o bolas de billar.


En el terreno sonoro la franquicia "Crazy Taxi" siempre nos ha traído una grandes pistas musicales en las que llevar a nuestros clientes a sus destinos. En la nueva entrega podríamos decir que el resultado es acertado pero muy por debajo de lo esperado. The Offspring o Bad Religión nos han acompañado durante mucho tiempo... así que grupos como State Champs o Fit The Rivals se quedan en un segundo puesto muy alejado (además tenemos solo 5 melodías diferentes). Se hace de agradecer que podamos poner nuestras canciones favoritas de iTunes, de forma que podemos confeccionar la clásica BSO y acompañarla a nuestros viajes en todo momento.

"Crazy Taxi: City Rush" se la juega con un nuevo concepto y la verdad que el resultado sorprende. Tiene un jugabilidad equilibrada, unos buenos cimientos técnicos, una banda sonora llamativa y una gestión del free-to-play de la que muchos deberían aprender. El único punto negativo es que SEGA escogiera una licencia de culto con tantos seguidores para crear una secuela tan casual como innecesaria. Sin conexión a Internet permanente y en perfecto castellano, se convierte en una gran opción que os ofrecerá diversión para bastantes semanas.

Nota: 7'5

Descargar Crazy Taxi App Store



Esta App se ha desarrollado tanto para iPhone como para iPad
  • Actualizado: 26/08/2014
  • Versión: 1.0.3
  • Tamaño: 95.5 MB
  • Idioma: Inglés, Castellano
  • Desarrollador: Sega America
Compatibilidad: Requiere iOS 7.0 o posterior. Compatible con iPhone, iPad y iPod touch. Esta app está optimizada para iPhone 5.

1 comentarios:

  1. Crazy Taxi se actualiza con posibilidad de conducir nuestro taxi con el propio Hulk Hogan de WWE.

    ResponderEliminar

¿Quieres un trailer para tus juegos?