martes, 23 de diciembre de 2014

Steel Series Stratus XL a examen...


Steel Series vuelve a la carga con el mando definitivo para nuestros dispositivos iOS. Tras un intento realmente acertado con su primer Stratus, la compañía danesa prueba con un rediseño y un considerable aumento de su tamaño con una versión XL. El paquete está disponible en la Apple Store desde hace unas semanas por un precio de 69.95€ (el mismo importe que su hermano pequeño) y incluye el controller wireless y dos pilas AA para comenzar a jugar. El dispositivo responde de una manera fantástica y en lo que a su conexión por bluetooth se refiere han mejorado mucho respecto al anterior dispositivo. El enlace es automático, directo y preciso, no necesitamos reiniciar el controller como nos ha ocurrido en ciertas ocasiones con el Steel Series Stratus original. 

El mando viene con todo lo necesario para que la experiencia portátil sea idéntica a la de un juego de sobremesa. Tenemos una cruceta tradicional, dos sticks analógicos mucho mejor acabados, cuatro botones principales y cuatro gatillos en la parte superior (como podéis ver en las imágenes, el mando recuerda mucho al propio de la Xbox One). La colocación de los gatillos es casi perfecta, un error bien aprendido del anterior modelo que por ganar potabilidad dejaba un poco vendido al jugador con la posición de los botones L1 y R1. Los sticks analógicos son realmente precisos y cómodos, ganando muchísimos enteros en juegos como "Oceanhorn", "Bastion" o "Oddworld: Stranger's Warth". Nuestros dedos se adaptan con facilidad y sus acabados ciertamente rugosos impiden deslizamiento involuntarios. Quizás la opción de simular un mando de Microsoft y subir un poco el analógico izquierdo hubiera sido una buena decisión para muchos jugadores hardcore, sin embargo la mezcla de estilos que tiene el mando de Steel Series resulta muy cómoda y precisa. Se acabaron los hormigueos que producía el anterior modelo tras una larga sesión de juego.




En lo que respecta al tamaño del mando inalámbrico, hablamos de unas dimensiones a tener en cuenta. Lo que antes se convertía en el perfecto compañero de viaje que podíamos meter en cualquier rincón minúsculo, se convierte ahora en un controller propio de consola de sobremesa de transporte algo más engorroso. Cómo podéis ver en las fotografías las diferencias entre el modelo XL y el original son más del doble, algo que choca bastante observando que su precio es el mismo. Otro detalle que llama bastante la atención es la sustitución de la batería integrada en el hermano pequeño en favor de poner espacio para pilas AA. En principio solo son necesarias dos para cerca de 40 horas de juego, pero no dejará de ser molesto quedarse sin pilas en el peor momento.


Un detalle que quizás nos hubiera gustado encontrar es una pequeña bolsa de transporte, como la que nos llegaba en el primer Steel Series Stratus. Los acabados del mando son principalmente en matte, por lo que podéis estar tranquilos de rallados innecesarios como ocurría con el MOGA Ace Controller   durante el transporte. Sin embargo, el detalle hubiera quedado niquelado y habría mantenido una armonía entre ambos dispositivos. 


Steel Series Stratus XL es el mando que Apple habría inventado en su búnker blindado de Cupertino. Desde el primer momento que lo tocas te atrapa y ya no quieres soltarlo. La experiencia de juego aumenta muchísimo, convirtiendo nuestros dispositivos en perfectas consolas de juego, más aún si tenemos un Apple TV para rematar una jugada maestra. Más ergonómico, con un peso adecuado y con una respuesta sobre los botones sin lag, el mando que nos ofrece Steel Series para nuestros iPhone y iPad se convierte en la mejor opción que tenemos ahora mismo en el mercado. Y por cierto, no olvidéis que el XL también es compatible com Mac... ¿matamos dos pájaros de un tiro?










0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres un trailer para tus juegos?