jueves, 16 de abril de 2015

Adaline, análisis...


"Adaline" supone la carta de presentación de un nuevo estudio de desarrollo afincado en nuestro país llamado The Chocobollo Company. Con cerca de dos años de desarrollo a tiempo no completo y un buen gusto tan envidiable como adorable en cada uno de sus frames, la ópera prima de estos dos desarrolladores valencianos que componen el equipo es mucho más de lo que parece a simple vista. La historia de la pequeña protagonista no deja de ser de lo más estimulante posible. Y es que, recién graduada en ciencias políticas, la joven Adaline logra cumplir su sueño de montar una pizzería en mitad del monte sin saber que es el hogar de una manada de lobos hambrientos. Solo con la ayuda de unos inesperados aliados podrá conseguir que no sea ella quien se convierta en comida a domicilio.

La propia compañía define el juego como una aventura de sigilo, habilidad y gatos, y la verdad que han dado en el clavo. También salen ninjas y tenemos algunos puzzles a mitad camino que nos pondrán en algún que otro aprieto. Todos los niveles tienen un principio y un final, un recorrido que nos llega marcado desde el principio del nivel para que sepamos donde esta la salida rumbo al castillo. Los gatos que han infestado el bosque estarán repartidos por el amplio espacio y serán nuestras únicas armas. Unos activan palancas tras ser lanzados, otros son expertos en artes marciales y logran dejar KO a nuestros enemigos y algunos pocos son capaces de lanzar bombas fétidas que crean una nube de humo tóxico infranqueable. Hay niveles que son sota, caballo y rey, ya que nos obligan a pasar por ciertas zonas y utilizar una sola mecánica para que tengamos claro el concepto de cada gato. En cambio, hay ciertos niveles que pueden completarse de varias formas diferentes, nosotros mismos hemos completado el juego varias veces y hemos cambiado la estrategia y se consigue una libertad que se hace de agradecer (¡hay niveles que se pueden pasar sin usar gatos!). El título se compone de un total de 40 niveles diferentes y os puede durar como mínimo unas tres horas. Durante todo el desarrollo tenemos mogollón de ilustraciones que aderezan la historia, siendo la guinda todo su tramo final y el desenlace. Un gran final, no hay duda.


El control del juego es bastante clásico, con una cruceta virtual flotante y un botón que nos sirve tanto para activar palancas como lanzar gatos al ataque. La cruceta responde perfectamente, si bien la pantalla quizás nos puede jugar alguna mala pasada si no préstamos la atención que requiere cada nivel. Ciertos niveles pueden ser un poco más duros, ya que requieren de una precisión que un control táctil no puede ofrecer al 100% por muy optimizado que sea el sistema. Como decimos, es un mal menor que el juego resuelve con clase y una vez te acostumbras puedes jugar sin problemas. No obstante, recordar que el juego viene con integración MFi de serie, de forma que todo su contenido se disfruta aun más. El entorno cambia las teclas virtuales por una representación del botón físico del mando en pantalla. Una gozada.

Visualmente hablamos de un juego del que sus propias capturas de pantalla hablan por si solas. Adorable por naturaleza, todo el conjunto del juego de The Chocobollo Company nos permite disfrutar de una gran belleza propia de cualquier película Disney. Los escenarios son dinámicos, tienen bastantes detalles como globos, pájaros o aviones de papel que vuelan por el escenario. Los lobos y los gatos son figuras tan cotidianas y vistas en tantos productos que parece mentira que puedan sacarse de la manga tanta personalidad, carisma y hasta cierto gamberrismo. Además, los toques freaks como encontrarse en mitad del bosque un Mac II medio enterrado son de matrícula. La jugada perfecta son todas las ilustraciones que tiene a todo color para contar su historia. Sobresaliente, sin duda.



En el terreno sonoro tenemos una melodía principal súper pegadiza y varias canciones extra para las secuencias de historia y el juego en sí. Los efectos de sonido también son sobresalientes, si bien tampoco es un juego que requiera de gran cantidad de ello. Para todo el conjunto sonoro han elegido a Sonotrigger, una compañía experta en composición y sonorización de videojuegos que tiene a sus espaldas trabajos de lujo.

"Adaline" es una de las propuestas más vistosas y atrevidas que hemos visto en la App Store en los últimos meses. Es imposible no quedar seducido por lo adorable de su protagonista, más aún cuando logras completar la aventura y conoces el final de la historia. Tenemos puzzles en los momentos adecuados y diferentes gatos como para no caer en la repetición. Su duración es suficiente como para amortizar el poco dinero que nos piden por él, si bien nos gustarían más historias de la carismática aventurera en el futuro. Para colmo todo el apartado musical está producido por la factoría Sonotrigger, lo cual es sinónimo de una calidad excepcional. "Adaline" es mucho más que una historia de sigilo y gatos, es un juego único.

Nota: 8'5

Descargar Adaline App Store 



Esta App se ha desarrollado tanto para iPhone como para iPad
  • Publicado: 
  • Versión: 1.0
  • Tamaño: 68.8 MB
  • Idiomas: Español, Inglés
  • Desarrollador: 
  • Violencia en dibujos animados o en imágenes fantásticas poco frecuente/ocasional
  • Blasfemias o humor vulgar poco frecuentes/ocasionales
Compatibilidad: Requiere iOS 7.0 o posterior. Compatible con iPhone, iPad y iPod touch. Esta app está optimizada para iPhone 5, iPhone 6 y iPhone 6 Plus.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres un trailer para tus juegos?